volver Vocabulario         Pagina Entrada                                                                                                                                                              Inicio Pagina

M

MAESTRO. El que tiene capacidad y encargo de enseñar una ciencia o una sabiduría. 

MAESTRO DE NOVICIOS. En un instituto religioso, es el que está encargado de la formación e instrucción de los novicios. 

MAGISTERIO. (Del latín, magíster, el que manda, derivado de magis, más, como minister, el que sirve, deriva de minus, menos). Oficio de enseñar la doctrina revelada, confiado por Jesucristo a los apóstoles y a sus sucesores, es decir, al papa y a los obispos unidos a él. El magisterio puede ser:

1. Ordinario: Oficio de enseñar ejercicio de forma corriente por el concilio ecuménico, por el papa y sus colaboradores cercanos (congregaciones romanas, órdenes religiosas, universidades), por los obispos y sus colaboradores (sínodo diocesano, profesores de seminarios, párrocos, predicadores, catequistas).
2. Extraordinario: El que versa sobre las definiciones dogmáticas formuladas por un concilio ecuménico o por el papa cuando habla ex cathedra; goza de infalibilidad. Tanto el magisterio ordinario como el extraordinario son ejercicio del magisterio auténtico de/en la Iglesia). 

MANDATO. (Del latín, mandare, confiar, encargar, derivado de manu dare, poner en la mano). Misión que la autoridad eclesiástica encomienda a alguien.

1. De la Acción Católica: Cf. Acción 2. Católica.
2. De las asociaciones públicas: Es el decreto de erección dado por la autoridad eclesiástica competente (c. 313), el mismo que indica que, al mismo tiempo son personas jurídicas en la Iglesia, y persiguen los fines de la Iglesia.
3. Del profesor de sagradas disciplinas: Es el testimonio público por parte de la autoridad eclesiástica de que la doctrina propuesta por el profesor está en conformidad con el magisterio eclesiástico, y que el profesor enseña como católico, esto es, en comunión con la Iglesia.
4. De enseñar: Es la aprobación que reciben los presbíteros, los diáconos, los laicos y los miembros de institutos de vida consagrada o análogamente los de sociedades de vida apostólica para anunciar el evangelio (cc. 757-759), bajo la forma de predicación (cc. 764, 765, 766) o de la instrucción catequética (c. 766). Esta es participación de la potestad magisterial, pues desempeñan su oficio con la autoridad que reciben en el mandato (c. 528 &1); pero no faculta a proclamar y definir verdades, cosa que corresponde solamente a los que están en el ministerio apostólico. Lo mismo vale para los que reciben el mandato de enseñar la religión católica en las facultades y universidades católicas o eclesiásticas (cc. 812, 818).
5. Pontificio: Es el acto del romano pontífice con el que queda legitimada la consagración episcopal si no es él el que consagra personalmente al obispo legítimamente nombrado o elegido (c. 377 &1). Por este acto el obispo queda integrado en la comunión jerárquica y en el colegio episcopal; en efecto, la consagración del obispo sin mandato pontificio, a pesar de ser válida, es ilícita, y por eso tanto el consagrado como el consagrante incurren en la excomunión latae sententiae, reservada a la sede apostólica (cc. 1013, 1382), y por consiguiente no se encuentran en la comunión jerárquica ni son miembros del colegio episcopal (c.336). 

MÁRTIR. (Del griego, martys, marturos, testigo). Testigo heroico de la fe. 

MARTIROLOGIO. Catálogo de mártires. 

MAS ALLÁ. Lo que está situado allende los límites de la vida terrestre, es decir, después de la muerte. 

MATERIA. Elemento determinable de que está hecha una cosa; este elemento viene determinado por la forma, el otro principio inmanente que con la materia compone el ser físico. 

MATERIA DE LOS SACRAMENTOS:

1. Bautismo: Agua verdadera, bendecida previamente (cc. 849 y 853) en la celebración ordinaria. En la celebración extraordinaria es suficiente el agua verdadera. Por ablución: infusión o inmersión.
2. Confirmación: Remota, el crisma consagrado por el obispo. Es aceite de oliva mezclado con bálsamo (sustancia líquida y aromática que se desprende de algunos árboles). Próxima, la unción con el crisma en la frente a modo de cruz que se hace con la imposición de mano del obispo (c. 880).
3. Eucaristía: Pan (ázimo) y vino, al que se le ha de mezclar un poco de agua (c. 924) Cf. c. 927).
4. Penitencia: Remota, el penitente. Próxima, los pecados.
5. Unción de los enfermos: Óleo de los enfermos, el que es bendecido por el obispo u otros sacerdotes (c. 999).
6. Orden sagrado: Imposición de las manos (c. 1009 &2).
7. Matrimonio: Los novios. 

MATRIMONIO. (En latín, matrimonium, de mater, madre). Alianza por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole. Fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados (c. 1055 &1). La materia de este sacramento son los mismos novios; la forma, el consentimiento pronunciado por los mismos novios. El matrimonio puede ser:

1. Caso perplejo: "& 1: Si no hay alguien que sea competente conforme al derecho para asistir al matrimonio, o no se puede acudir a él sin grave dificultad, quienes pretenden contraer verdadero matrimonio pueden hacerlo válida y lícitamente estando presentes sólo los testigos:

1º en peligro de muerte;
2º fuera de peligro de muerte, con tal de que se prevea prudentemente que esa situación va a prolongarse durante un mes" (c. 1116).

2. Civil: El contraído ante el representante del Estado, en conformidad con las leyes civiles. Para el derecho canónico, este matrimonio tiene menos valor que un matrimonio canónico inválido.
3. Inválido: Jurídicamente, no existe. Se produce si ha estado viciado por un impedimento dirimente, por defecto de forma o por falta de facultad del asistente. Sin embargo, conserva alguna apariencia de ser válido.
4. Mixto: El celebrado entre dos bautizados, aún si no son católicos los dos novios.
5. Putativo. Es el matrimonio inválido; pero que ha sido celebrado de buena fe por una de las partes. Este matrimonio es considerado válido mientras que ambas partes no tengan certeza de su nulidad (c. 1061 &3).
6. Rato: Ratificado. Matrimonio celebrado; pero aún no consumado. Solamente el papa lo puede disolver
7. Secreto: El contraído sin amonestaciones públicas, solamente en presencia del párroco y de los dos testigos requeridos, aunque sin estar éstos obligados a guardar el secreto (cc. 1130-1133).  

Inicio Pagina

MAYOR DE EDAD. Persona que ya ha cumplido los 18 años. 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL. Instrumentos masivos de comunicación como: prensa, cine, radio, televisión, telecomunicaciones, ediciones, etc. 

MENOR DE EDAD. Persona que aún no ha cumplido los 18 años. 

METROPOLITA. Título de ciertos obispos orientales. Sus poderes varían según la constitución de la iglesia a que pertenecen. 

METROPOLITANO. Obispo que está a la cabeza de una provincia eclesiástica. Recibe por ese mismo motivo el título de arzobispo. 

MINISTERIO. Servicio vinculado a una determinada función. 

MINISTERIOS LAICALES. Aquellos servicios asociados con la liturgia o la catequesis que no requieren del sacramento del orden. Son: Lector, acólito, comentador, cantor. 

MINISTRO ACATÓLICO. Los ministros orientales y, por extensión, los ministros de comunidades cristianas que no están en plena comunión con la Iglesia católica. La communicatio in sacris se da solamente entre los ministros católicos y miembros de iglesias orientales que no están en plena comunión con la Iglesia católica y viceversa; aunque miembros de  comunidades cristianas no católicas pueden recibir los mismos sacramentos de ministros católicos (Cf. Communicatio in sacris). 

MINISTRO EXTRAORDINARIO DE LA SAGRADA COMUNIÓN. Laico designado para distribuir la sagrada comunión. La designación se la hace mediante decreto de la Conferencia episcopal. Se le llama comúnmente, de manera impropia, ministro extraordinario de la eucaristía.  

MINISTRO SAGRADO. (Cf. Clérigo). (Del latín. minister, el que sirve; derivado de minus, menos). 

MINISTROS DE LOS SACRAMENTOS.

1. Bautismo:
1.1. Ministro ordinario: Obispo, presbítero, diácono.
1.2. Ministro extraordinario: Catequista u otro fiel designado por el ordinariodel lugar; o cualquier persona que tenga la debida intención de hacer lo que hace la Iglesia (c. 861 &2). El que bautiza a un adulto, en razón de su oficio tiene ipso iure la facultad de confirmar (c. 883 &2).

2. Confirmación:
2.1. Ministro ordinario: Obispo.
2.2. Ministro extraordinario: El prelado territorial, el abad territorial, el vicario, prefecto y administrador apostólicos (estos últimos de administraciones apostólicas erigidas de manera estable). El presbítero que recibe la facultad del mismo derecho (c. 882): Los que por su oficio o por encargo del obispo diocesano bautizan a un mayor de siete años, o lo admiten ya bautizado a la plena comunión en la Iglesia católica (c. 883 &2). Para los que están en peligro de muerte, el párroco o cualquier otro presbítero (c. 883 &3). El presbítero por especial concesión de la competente autoridad (c. 884 &1). Los presbíteros asociados (c. 884 &2).

3. Eucaristía:
3.1. Ministro: "Sólo el sacerdote válidamente ordenado es ministro capaz de confeccionar el sacramento de la Eucaristía, actuando en la persona de Cristo" (c.900 &1).
3.2. Ministro ordinario de la sagrada comunión: Obispo, presbítero, diácono.
3.3. Ministro extraordinario de la sagrada comunión: Acólito u otro fiel designado para ello (cf. c. 230).

4. Penitencia:
4.1. Ministro: "Sólo el sacerdote es ministro del sacramento de la penitencia" (c. 965).

5. Unción de los enfermos:
5.1. Ministro: "Todo sacerdote, y sólo él, administra válidamente la unción de los enfermos" (c. 1003 &1).

6. Orden sagrado:
6.1. Ministro: Obispo consagrado (c. 1012). Para la licitud de la ordenación episcopal se requiere el mandato pontificio.

7. Matrimonio:
7.1. Ministro ordinario: Ordinario del lugar, párroco, sacerdote o diácono delegados para asistir.
7.2. Ministro extraordinario: Dos testigos si:
- hay peligro de muerte (c. 1116 &1, 1º);
- fuera de peligro de muerte, con tal que se prevea prudentemente que esa situación va a prolongarse durante un mes (c. 1116 &1, 2º). "Donde no haya sacerdotes ni diáconos, el obispo diocesano, previo voto favorable de la Conferencia Episcopal y obtenida licencia de la Santa Sede, puede delegar a laicos para que asistan a los matrimonios" (c. 1112 &1). 

Inicio Pagina

MISA. (Del latín. missa: despedida). Comúnmente se designa por este término a la Eucaristía (cf. Eucaristía). Hay distintas "misas":

1. Misa cantada: Cuando se entonan cantos o se cantan oraciones de la Misa.
2. Misa concelebrada. Celebran juntos varios sacerdotes.
3. Misa crismal: La celebrada el jueves santo por el obispo, que en ella consagra el santo crisma.
4. Misa de angelis: Formulario musical gregoriano de los cantos del ordinariode la misa que lleva el nº VIII en el Kirial y era uno de los más conocidos y por tanto más empleados.
5. Misa de difuntos: La que se celebra con alguno de los formularios destinados a los difuntos.
6. Misa de gloria: Misa celebrada en los funerales de un niño bautizado de pocos años.
7. Misa de parida: La que se dice a la mujer que va por primera vez a la iglesia después del parto.
8. Misa de pontifical: Misa solemne celebrada por un obispo o por un prelado que goza del privilegio de mitra y báculo.
9. Misa de los presantificados: Liturgia de comunión en la que se utilizan panes consagrados en una celebración anterior. Aunque muy frecuente en oriente, en el rito romano sólo existe, en forma muy sencilla, el viernes santo.
10. Misa diaconada: Misa en la que un diácono asiste al sacerdote, u otro sacerdote que tiene a su cargo las funciones del diácono.
11. Misa negra: Ceremonia de culto satánico, que consiste en una parodia licenciosa de la misa.
12. Misa pro populo: La misa cuyo fruto especial tienen obligación de aplicar a sus fieles el obispo diocesano y el párroco, sin poder aceptar estipendio por otra aplicación.
13. Misa rezada: No hay cantos sino sólo son leídas las oraciones, generalmente en voz alta.
14. Misa seca: Lectura de todas las oraciones de la misa, pero sin consagración ni comunión, que fue practicada en la edad media en ciertos ambientes o en ciertas circunstancias. 

MISAL. Libro litúrgico que contiene los textos y las rúbricas para la celebración de la misa. Resulta de la fusión del sacramentario, del leccionario, del gradúale y del ordo. 

MISAL ROMANO. Misal publicado en 1570 por Pío V y profundamente reformado por Pablo VI en 1969, después del Vaticano II. 

MISIÓN. (En latín, missio, envío; de mittere, enviar). Tanto la función que se encomienda a una persona o a un grupo (p. e: nuestra misión será la de hablar al jefe), como el envío mismo, es decir, el acto del que envía (p. e: mi misión es imperativa: quiero que...), como también el grupo que es enviado (p. e: soy miembro de la misión), como, finalmente, el objetivo del envío (p. e: tenemos la misión de lograr...). 

MISIÓN CANÓNICA. Es el acto jurídico de la autoridad jerárquica competente con que se confiere un oficio eclesiástico (cf. Oficio eclesiástico). 

MISIONOLOGIA.

1. Parte de la teología, y más concretamente de la eclesiología, que estudia la Iglesia en acto de evangelización, es decir, en acto de convocación de los no cristianos a la salvación.
2. Es la ciencia que estudia todo lo relativo a las misiones. 

MISIONOGRAFIA. Estudio descriptivo de las misiones, o estudio documentario sobre la misión. Es parte de la misionología.  

MITRA. Proviene del griego cinta. Toca alta y apuntada del oficiante en las ceremonias de pontifical, reservada por el derecho común a los obispos, a los protonotarios apostólicos y a los abades mitrados. 

MITRADO. El que goza del privilegio de llevar mitra en virtud del derecho o de una concesión particular. Abad mitrado, abad regular que rige un monasterio independiente y es investido de su cargo mediante la bendición abacial. 

MODERADOR. (Del latín, moderari, dirigir). Título dado a los directores de ciertas asociaciones piadosas, al que coordina las actividades en un grupo de párrocos solidarios, al que es responsable ejecutivo de la curia, al que se encarga de guiar espiritualmente a seminaristas, a los superiores de ciertos institutos religiosos, a los cardenales encargados de dirigir el concilio Vaticano II. En este sentido, la palabra no implica la idea de moderación, sino más bien, conforme a la etimología, la de dirección. 

MODO. (En latín, modus, medida). Manera de ser o de obrar. 

MONASTERIO. (En latín, monasterium). Conjunto de edificios que sirven de vivienda a monjes o a monjas. Según que el monasterio esté regido por un abad o un prior, se llamará abadía o priorato. 

Inicio Pagina

MONJA. Mujer que consagra su vida exclusivamente a Dios. Actualmente en la Iglesia latina, sólo las religiosas contemplativas de votos perpetuos y con clausura estricta, con rejas, tienen derecho al título de monjas. En el lenguaje corriente, sin embargo, suele darse el nombre de monjas a toda clase de religiosas que llevan hábito y viven en comunidad. 

MONJE. (Derivado del griego monos, solo). Hombre que consagra su vida únicamente a Dios y que para esto, sea cual fuere su régimen social de vida, cultiva fuera del mundo la soledad que le permite pensar en Dios, contemplarlo, entrar en contacto con él. En occidente, el término designa en forma más estricta los religiosos que viven bajo la regla de san Benito, es decir, los benedictinos, los cistercienses, los cistercienses reformados o trapenses, los camaldulenses, los olivetanos, así como los cartujos.  

MONOGRAMA. (Del griego, monos, único, y gramma, carácter, letra). Combinación de varias letras unidas y entrelazadas de tal manera que formen un solo diseño formado de elementos de una o varias palabras. Monograma de Cristo: Combinación de letras que dan, las más de las veces en abreviatura, uno de los nombres de Cristo (p. e: las letras griegas, enlazadas XP evocan el nombre de Khristos, las letras IHS son las iniciales de Iesus Hominum Salvator, Jesús salvador de los hombres o las tres primeras letras griegas del nombre de Jesús. 

MONSEÑOR. Término de significación amplia. Normalmente se refiere a los ordinarios enumerados en el c. 134 &1 y que son: el Papa, los obispos diocesanos y todos aquellos que, aun interinamente, han sido nombrados para regir una Iglesia particular o una comunidad a ella equiparada según el c. 368, y también quienes en ellas tienen potestad ejecutiva ordinaria, es decir los vicarios generales y episcopales; así también, respecto a sus miembros, los superiores mayores de institutos religiosos clericales de derecho pontificio y de sociedades clericales de vida apostólica de derecho pontificio, que tienen, al menos, potestad ejecutivaordinaria. Por extensión se aplica este título a aquellos que tienen alguna función en la curia romana y diocesana así como a los que gozan de la potestad administrativa en la Iglesia.  

MOVIMIENTO DE RENOVACIÓN CARISMÁTICA. Agrupación de fieles que tiene como intención redescubrir los dones del Espíritu santo y sus efectos en nuestro tiempo. 

MOTU PROPRIO. (En latín por propia iniciativa). Acto dado por el papa a iniciativa propia. Toca temas disciplinares.  

MUDO. Persona privada del habla. Esta condición no la inhabilita jurídicamente. Particularmente puede:

1. Expresar el consentimiento matrimonial mediante signos que reflejan su intención interior (c. 1104 &2).
2. Participar en el interrogatorio del juez, en un juicio (c. 1471). 

MUERTE. Cesación definitiva de la vida física. El lugar de la muerte determina la iglesia donde han de celebrarse las exequias (c. 1177 &3). Cuando se presume sobre la muerte de un cónyuge; pero esto no ha sido probado por documento auténtico, eclesiástico o civil, el otro cónyuge no puede considerarse libre del vínculo matrimonial antes de que el obispo diocesano haya emitido la declaración de la muerte presunta (c. 1707 &1). 

MULTA. Pago extra que debe hacerse por no haber contemplado los requisitos del negocio contraído. 

MUNUS. (En latín, misión, función, oficio). Don que se recibe del Espíritu Santo para llevar a cabo una misión. El munus lo reciben y deben ejercitarlo todos los bautizados, según su propia condición; pero necesitan la determinación eclesiástica a la que llamamos potestad. 

MUTILACIÓN. Acto de desprender con violencia uno de los miembros del cuerpo que tenga una función propia y distinta de los demás órganos. No se considera mutilación si el miembro sólo queda lesionado. La mutilación puede ser:

1. Delito: Al que le corresponde una pena preceptiva que establece privaciones y prohibiciones.
2. Irregularidad: Tanto para recibir las sagradas órdenes como para ejercerlas (cc. 1041, 5º y 1044, 3º).

Inicio Pagina